Asociación Raza Parda Tel. 987 250 251 / 209 447 asociacion@razaparda.es
La asociación

La Raza Parda, nuestra mejora genética

La cría de la raza Parda en España tiene un momento en que se ha producido un hecho significativo que diferencia claramente la evolución de la misma, marcando desde entonces un antes y un después. Este hecho ha sido la utilización de genética de Raza Parda de sangre Brown Swiss.

Hasta ese momento la genética que exclusivamente se ha utilizado estaba dirigida a la clásica orientación productiva de la Parda de doble aptitud: carne-leche. Su procedencia era fundamentalmente de Suiza y en menor medida de Austria.

En el año 1987, la Junta Directiva de la Asociación aprecia incremento de la recesión de la raza; conocida, analizada y contrastada la situación, se trata de poner solución para los que considera primordial, conocer la realidad de la raza en Suiza, Austria, Alemania y otros países donde ésta es importante. En primer lugar se comprueba que la raza en esos países goza de mucha estima por parte de los sectores relacionados con ella, manteniendo los censos y únicamente afectada, como todas las demás, por la regeneración propia del sector ganadero, en cuanto a la incorporación de jóvenes ganaderos al mismo.

En segundo lugar se apreció que los animales tienen una morfología claramente diferenciada de los que teníamos en aquel momento en España.

¿Qué había sucedido para que fuese tan evidente esa diferencia de situación y de animales? La respuesta es clara, habiendo hecho muchos esfuerzos de selección en sus propios países, hacía más de veinte años que habían comenzado a utilizar la sangre Brown Swiss procedente de los Estados Unidos, con clara incidencia en la producción de leche, lo que originó una morfología de los animales con marcadas formas para la producción de leche, más estilizados, con más capacidad corporal, extraordinarias ubres y patas, de tal modo que en ese año ya había en Suiza más de 10.000 ganaderos con contrato firmado para suministrarse de dosis seminales de toros de Estados Unidos. Mientras tanto en España se continuaba utilizando el material genético de Suiza que ya no era apreciado por sus propios ganaderos. De igual manera el resto de países europeos también tenían el mismo tipo de animales pardos y usaban la genética U.S.A.

Por ello, aunque con veinte años de retraso, en el año 1989 se inicia en España la utilización de dosis seminales de toros probados de alto valor genético de Estados Unidos.

Los resultados han sido clarísimos para los ganaderos que los han utilizado, por lo que en lugar de cambiar a otra raza para producir leche, se han afianzado en la explotación de la raza Parda.

Es fundamental para nuestros ganaderos ratificar de forma tan fehaciente que la genética que utilizan es la más puntera que en cada momento existe a nivel mundial al alcance de cualquier ganadero de cualquier país.


Teniendo en cuenta la situación de la Asociación de la Raza Parda en España, todos los esfuerzos de mejora genética deben continuar con la utilización de dosis seminales de toros probados de alto valor genético, indistintamente del país de procedencia. En un principio la procedencia de las dosis seminales era de Estados Unidos, aún en estos momentos se usa genética de ese país, en el resto del mundo donde hay Parda, pero desde hace unos años se ha acentuado en otros países europeos la selección para producir leche. De tal forma que, además de la genética americana, se utiliza la mejor genética de países europeos, principalmente Italia, Alemania y Suiza, que en los últimos años tienen toros que se utilizan en los Estados Unidos.

C/ Profesor Xaime Andrés, 15- Bajo (24007) León
Tel. 987 250 251 /209 447  Fax. 987 10 20 28 
asociacion@razaparda.es 
www.razaparda.es

COPYRIGHT 2012 ASOCIACIÓN RAZA PARDA.